Mecanizado CNC o fundición a presión

 

¿QUÉ ES MEJOR? ¿FUNDICIÓN A PRESIÓN O MECANIZADO CNC?

 

Antes de responder a esta pregunta, es importante tener en cuenta que ambas pueden funcionar en conjunto para optimizar la efectividad de una línea de producción. De hecho, se puede utilizar el mecanizado en una pieza que previamente ha sido obtenida por fundición a presión, con el objetivo de lograr obtener las tolerancias más ajustadas posibles, o también para crear características en la pieza que no se pueden alcanzar de manera eficiente con únicamente una de las dos técnicas.

 

 

 

mecanizado CNC

Una ventaja del uso del mecanizado CNC es que es mejor para piezas que se van a producir en baja cantidad, ya que no se requieren grandes desembolsos en herramientas, pues resulta más barato diseñarlas para cada modelo de pieza necesaria. La fundición a presión es mejor opción si se requiere un alto volumen de piezas fabricadas.

 

 

Por otro lado, si la pieza tiene muchos detalles en su superficie, es posible que se prefiera utilizar la fundición a presión. Los detalles de la superficie se pueden hacer directamente en el troquel para que su pieza se complete con los detalles de la superficie incluidos, en lugar de tener que mecanizarlos más adelante durante el proceso de acabado.

 

Otra consideración cuando se trata de comparar el mecanizado CNC con la fundición a presión es el material de desecho generado. Con la fundición se utiliza casi todo el metal involucrado para la obtención de la pieza, con poca chatarra sobrante. Por otro lado, hay una gran cantidad de chatarra que queda por ahí después de mecanizar una pieza. Ahora, es posible reciclar ese metal, por supuesto, pero el taller debe asegurarse con un mecanismo de reciclaje que asegure cumplir con los estándares medioambientales y de eficiencia.

 

 

mecanizado de metal

No hay que olvidar el detalle también de que, un taller que tenga disponible tecnología de mecanizado CNC, cuenta en efecto con una herramienta que es automatizada y controlada por un ordenador. Esto genera la ventaja de ser capaces de realizar múltiples operaciones en una sola pieza y hacerlo utilizando las herramientas rotativas de múltiples filos de corte que sean necesarias, pero sobre todo con la ventaja de requiere mucho menor tiempo de dedicación por parte de los operarios del taller, y con ello un menor personal, y por tanto menores costes asociados. La mínima intervención del personal durante el proceso de mecanizado, además de lograr incrementar la producción y precisión del proceso, permite reducir el número de errores humanos que se cometen, lo cual es otra técnica para aumentar la eficiencia relacionada con el proceso.

 

En resumen se podría decir que, si se busca producir en masa un alto volumen de piezas de manera económica, la fundición a presión, sobre todo utilizando materiales como el aluminio o una aleación que lo contenga, es probablemente producir las piezas. Si en cambio se necesita producir una cantidad menor de piezas y trabajar con modelos que son más complejos, o si tiene piezas particularmente grandes o con formas extrañas, el mecanizado CNC puede ser más efectivo.